fbpx

Enfrentarte a la muerte te hará amar la vida.

Una historia de amor fraterno, de unión familiar.

Cuando un niño de ocho años se tiene que enfrentar a la muerte de su hermano, comienza un camino de reflexión en donde se cuestiona todo lo que hasta ese momento había considerado importante en su vida.

Es una reflexión sobre la muerte y sobre el porqué de nuestro miedo a enfrentarla, a asumirla como la consecuencia lógica e inevitable de la maravillosa experiencia de estar vivos. Pero, también, sobre la inaplazable necesidad de ser felices.

Es una aventura que nos habla del amor, de la solidaridad y del ingenio. Es una historia que al enfrentarnos a la muerte, se convierte en un canto a la vida.

Y todo eso sucede al mismo tiempo que se libra una carrera contra el tiempo, una batalla contra la muerte. Superando los obstáculos más imprevisibles y sorprendentes.

¡Lo quiero!

¿Dónde lo puedo
comprar?

*En Colombia está disponible en formato físico. En Amazon está disponible en formato digital y físico.

Marina González (Cali - Colombia)

«Gracias, gracias, tus palabras han desatado un nudo de dolor en mi corazón y con esto un caudal de emociones y llanto… pero me han dado de alguna manera el consuelo que estaba necesitando en este momento».

Jorge Triana (Bogotá - Colombia)

«Mi profundo respeto hacia el autor. Resaltar mi admiración y agradecerle por tan maravillosas líneas. Gracias, infinitas gracias. Gracias porque cuando se ve la vida de una manera más clara y más simple, sin juzgar a nadie y dándonos la oportunidad de conocer y aprender de los demás, podemos caer en cuenta de lo maravillosos que somos y de lo perfecto y grandioso que es este viaje».

Milena Muñoz (Cartagena - Colombia)

«Yo creo que el ‘remolino de hojas secas’ que ha causado tu libro en mi corazón, me deja corta en palabras… la verdad es que lo he disfrutado tanto que puedo jurar que he sentido caer la lluvia sobre mi rostro y las gotas de sudor por el mismo en cada escenario de sus vivencias».

Ivonne Maldonado (Berna - Suiza)

«No puedo más que recomendar su lectura. No solo por su conmovedora historia, relatada a través del libro con un realismo capaz de llegar hasta el punto más recóndito del alma y el corazón, sino por la exquisitez de su narrativa, además de la enseñanza humana y moral que transmite. ¡Mis infinitas gracias al autor!».

José Luis Redondo (Miami – USA)

«Me hizo querer llamar a toda mi gente para decirles cuánto los quiero».

Capítulo uno

Mi hermano se está muriendo y aún no le he dicho que lo quiero. Tampoco puedo hacer nada por él, sólo estar allí como un estúpido, viendo cómo su cara desfigurada por la hinchazón es una sola costra, con un turupe como vulgar simulacro de lo que antes fuera su nariz, y donde se veían sus ojos ahora sólo se asoman algunas pestañas desflecadas. Su quietud semeja la muerte, pero todos mis sentidos se concentran en aquellos rechinantes silbidos que surgen de su remedo de nariz, y sin darme cuenta el ritmo de mi respiración y la suya se vuelven uno solo. Abrazo con fuerza este maldito busecito hippie, el que ha sido la causa de mi amargura y de su tragedia, y me enfrasco en seguir intentando ponerle la rueda rota.

Las manos me sudan, el calor es insoportable, son las once de la mañana y la modorra del cercano mediodía hace mella en el espíritu abatido de aquellos momentos. Hasta el viento está quieto. Ni una sola hoja de los árboles del patio se mueve, y sobre la amplia explanada que se encuentra al frente de la casa se puede ver con facilidad el vaho que sube de la tierra quemada. Incluso los lagartos le huyen al resol de ese momento. En aquella hora sin tiempo ni los sonidos existen. No se ve un solo ser. Pareciera que bajo el cielo azul infinito y límpido nada tuviera vida…

Seguir leyendo  + >

¡Lo quiero!

*En Colombia está disponible en formato físico. En Amazon está disponible en formato digital y físico.