fbpx

6 novelas de crimen de autores latinoamericanos que vale la pena leer

La literatura latinoamericana (así como el cine y otras formas de arte), se ha caracterizado por abarcar temas exóticos, pintorescos y que tienen lugar en regiones remotas y casi salvajes.

Pero han pasado muchos años desde que Gabriel García Márquez escribió Cien Años de Soledad.

La América Latina de hoy es vibrante, escandalosa, diversa, compleja y con múltiples efectos culturales y sociales producto de la globalización.

En los últimos años, ha habido un significativo aumento de la escritura de ficción criminal en América Latina y las historias generalmente tienen un tinte político, «noir» y con cierta tendencia hacia lo irracional e imaginativo.

Cada país cuenta con su propia historia y problemas particulares.

Pero la violencia, los cambios de régimen, las dictaduras, la corrupción y las dificultades económicas siempre han estado presentes en nuestras naciones. Lo que tal vez hace que nos interesemos por los temas de detectives y la aplicación de la justicia.

Es así como la literatura latinoamericana es un reflejo de muchas de las preocupaciones sociales y culturales de sus habitantes.

He seleccionado por ti 6 escritores latinoamericanos con sus respectivas obras que vale la pena leer.

Ernesto Mallo – Argentina

Antes de ser escritor, Mallo fue taxista, hippie, oficinista y vendedor, entre otros oficios. Su introducción a las letras fue a través del periodismo, el teatro y el guión. Hasta que a principios de los años 60 se vio tentado por la novela.

En esa época, Mallo tenía una vida muy complicada: su ex esposa le exigía su pensión, la esposa le pedía el divorcio y su hija mayor estaba enferma… Y aparte de eso, Argentina atravesaba por un periodo de recesión económica que no le facilitaba las cosas.

En el año 2006 escribió la que tal vez es su novela más popular: La aguja en el Pajar.

Y es el libro con el que quiero comenzar mis recomendaciones.

La novela está ambientada en un periodo muy oscuro de la historia argentina y el personaje principal es un policía demasiado honesto para la Buenos Aires de los años 70.

La historia se centra en el dolor del protagonista al ver que la corrupción y la violencia se apoderan de su país, mientras los criminales andan por las calles sin ningún tipo de castigo.

Al leer el relato, puedes llegar a percibir la maldad y la suciedad de esos tiempos. La descripción del contexto en el que se desarrolla la acción te hace sentir lo difícil que era la vida durante la guerra.

Entre sus personajes encontrarás activistas de izquierda, jueces partidistas, aristócratas torcidos y militares despiadados.

A diferencia de otras novelas del género, desde el principio conoces quién es el asesino y por qué hizo lo que hizo. El gancho está en la pelea entre el detective y el sindicado y el hecho de que no sabes si se hará justicia finalmente.

El libro es fácil de leer y la trama se puede seguir sin dificultades. El autor mantiene el suspenso y no da respiro al lector.

Santiago Gamboa – Colombia

Bogotano. Estudió Literatura, Filología Hispánica y Periodismo.

Es probable que su nombre te suene de algún lado porque ha sido columnista en varias revistas importantes del país y algunas de sus historias han sido llevadas al cine.

Quizás su obra más representativa es Necrópolis y es de la que te voy a hablar.

La historia no se desarrolla en Colombia como podrías llegar a suponer.

El autor nos lleva a Jerusalén y la trama gira alrededor de la muerte de un pastor evangélico, adicto a las drogas y ex convicto, de quien se cree inicialmente que se quitó la vida.

Otros personajes que hacen parte de la historia son tan extravagantes como interesantes: un experto en textos judíos, un coleccionista de sellos y una actriz porno.

El narrador te llevará en un viaje vertiginoso destinado a descubrir la verdad. La historia está llena de acción y toca temas universales como la vida, la muerte, Dios, Satanás, el amor, el sexo, la verdad, la mentira, la pobreza y la riqueza.

En general, es un libro provocador, reflexivo, ambicioso y divertido.

Cristina Rivera Garza – México

La verdad es que no hay muchas mujeres novelistas del crimen en esta parte del mundo.

Cristina Rivera Garza es traductora, crítica y autora con varios premios en sus estantes. Es socióloga y doctora en Historia Latinoamericana y, aparte de su oficio como escritora, ha trabajado como docente en varias universidades de Estados Unidos.

Destaco de toda su obra, la novela La Cresta de Ilión, publicada en el año 2002.

Cuenta la historia de una escritora mexicana que ha sido pasada por alto en los círculos literarios.

La protagonista se va internando poco a poco en la conciencia del narrador. Llega un punto en que la línea que los separa se difumina, en un intento por darle a las mujeres su puesto en la literatura y en el mundo.

Cada capítulo está lleno de suspenso aunque la trama no se centra en resolver ningún misterio. Lo que hace es involucrar al lector en un viaje lleno de simbolismo y una realidad que sigue su propia lógica.

Es una novela extraña sobre la violencia de género con un simbolismo muy profundo, pero a la vez la lectura no es para nada confusa. Puedes seguir la historia con facilidad, así no estés seguro de lo que está ocurriendo.

Paco Ignacio Taibo II – México

Nacido en España, con su familia tuvo que mudarse a México siendo un niño para escapar del régimen de Franco. Además de escritor, también es historiador y desertor de tres universidades.

De Paco se dice que es el fundador del género neopoliciaco (o neopolicial) en América Latina.

Su carrera como escritor ha sido muy productiva. Es autor de 19 novelas, libros de historia, cuentos, reportajes y crónicas que se han publicado en varios países y traducidos a varios idiomas.

Su estilo se caracteriza por ser caótico, con toques barrocos y muy imaginativo.

Generalmente dramatiza hechos históricos, resaltando el heroísmo y la humanidad de los revolucionarios, así como la corrupción y la deslealtad de los oligarcas.

De él destaco su libro Sombra de la Sombra, publicado en 1986.

En este libro conocerás a cuatro personajes dispares que son amigos de dominó y viven en Ciudad de México en 1922. Juntos se involucran en un complot para separar parte de México y entregarla a los barones del petróleo de Estados Unidos y al ejército mexicano corrupto.

Ah, y por separado, dos de ellos son testigos de asesinatos.

Taibo aprovecha los juegos nocturnos de dominó para que estos amigos comparen notas sobre sus investigaciones y descubrimientos, facilitando el análisis del lector y dándole continuidad a la historia.

Es un libro fuera de lo común, con personajes diferentes e interesantes, en medio de un entorno histórico fascinante y comentarios mordaces como parte del relato.

Leonardo Padura – Cuba

Este escritor es licenciado en Literatura Hispanoamericana y ha sido periodista de investigación y guionista.

Si te gustan las sagas, Padura es tu escritor. Es conocido por sus libros de La Habana, en los que presenta a Mario Conde, un policía que prefiere escribir a investigar, y que termina siendo ex policía y vendiendo libros usados.

Dentro de la colección, encontrarás mi libro recomendado: Las Neblinas del Ayer.

El relato se ubica en La Habana y comienza cuando unos pescadores encuentran en la orilla del mar un cuerpo marcado con una extraña señal. Días antes, el dueño de ese cuerpo había entrado a la isla con un secreto que solo él conocía.

La historia avanza a un ritmo suave y la tensión siempre va en aumento.

Padura captura perfectamente el clima cultural, social y económico de La Habana actual, así como los pensamientos de Conde, el protagonista.

Alonso Cueto – Perú

Nació en Lima en 1954. Vivió en Francia y en Estados Unidos. Y también estudió Literatura.

Ha sido periodista y profesor universitario, y varios de sus textos han sido llevados al cine.

Su novela La Hora Azul es mi elección para este autor.

Cuenta la historia de un próspero abogado de Lima con la vida perfecta: carrera exitosa, esposa hermosa y dos hijas inteligentes. Todo en la vida del abogado es felicidad, hasta que su madre muere y se desencadenan una serie de acontecimientos que destruyen todo lo que creía sobre su pasado y sobre su padre.

La novela explora las consecuencias de la Guerra Civil en Perú y la historia se centra principalmente en el viaje y no tanto en el destino.

Aunque la historia está ambientada en el Perú contemporáneo, tiene escenas de los años 80 que incluyen al movimiento Sendero Luminoso.

El libro es de lectura compulsiva (te lo puedes leer en algunas horas) y te deja con serias reflexiones sobre el horror de la guerra, la culpa del sobreviviente y los aspectos materialistas de la sociedad de clase media actual.

En esta historia se mezcla el misterio, el horror, la tragedia y el amor en partes iguales.

A Mario Vargas Llosa le pareció «magnífica» esta novela, así que vale la pena que le eches un vistazo.

Ahora cuéntame:

¿Conocías a estos autores latinoamericanos? ¿Has leído alguno de los libros que he mencionado en el post? ¿Qué otros escritores de ficción criminal de esta parte del mundo conoces?

Déjame tu comentario aquí abajo.

Si te ha gustado, por favor compártelo: