fbpx

Notas Sueltas

Razones por las que amamos las historias

En 1844, el dentista estadounidense Horace Wells se encontraba en una reunión social en la que los asistentes utilizaban óxido nitroso (gas de la risa) para divertirse. A estas reuniones y fiestas sociales las llamaban «fiestas de risa» o «juegos de éter» y eran muy...

leer más

Solo vi ruinas

Solo vi ruinas, y lloré. La maleza cubría lo que antes fueran calles; la yerba subía a las aceras como espumas verdes de mar, de un mar triste, de un mal mar. De las antiguas paredes de las casas de barro amasado con boñiga, sobresalían las varas de bahareque como...

leer más

Náufrago

Solo vi ruinas, y lloré. La maleza cubría lo que antes fueran calles; la yerba subía a las aceras como espumas verdes de mar, de un mar triste, de un mal mar. De las antiguas paredes de las casas de barro amasado con boñiga, sobresalían las varas de bahareque como...

leer más

Las ideas y el amor

Solo vi ruinas, y lloré. La maleza cubría lo que antes fueran calles; la yerba subía a las aceras como espumas verdes de mar, de un mar triste, de un mal mar. De las antiguas paredes de las casas de barro amasado con boñiga, sobresalían las varas de bahareque como...

leer más

La montaña rusa

Recuerdo cuando decía «yo nunca me montaré en una montaña rusa», y la verdad es que casi no lo hago; pero pudo más un ego lastimado que mi propio instinto de supervivencia. ¿Recuerdan, los que puedan hacerlo, cuál era la única forma de que Marty aceptara un reto...

leer más

Copyright © MARTÍN ARMENTA 2019. Todos los derechos reservados. Diseñado por: Ideoviral